Al terminar la Segunda Guerra Mundial, tras dividir la nación, los países que vencieron a Japón no consiguieron dominar la isla. Como resultado, se establecieron muchos grupos independientes que luchaban entre ellos por obtener el control. Se creó un gran odio entre las diferentes facciones, llevando al país a una espiral de violencia convertida en guerra civil.

Links

Cap 1: MirrorCreator
Cap 2: MirrorCreator